Entrevista a Ricardo Tayar

Ricardo Tayar, Fundador y CEO de Flat 101

Ricardo Tayar, Fundador y CEO de Flat 101

1. Cuéntanos brevemente sobre ti y tu trayectoria, ¿cómo y por qué pasaste de estudiar Derecho a dedicarte al Marketing Digital?

Buf, madre mia. Hay que situarse en el contexto, finales de los 90. Yo estaba estudiando una asignatura optativa de la carrera que creo se llamaba “Informática y Derecho”, que trataba sobre las posibilidades que la tecnología e internet ofrecían al ecosistema jurídico. Aquella asignatura hizo que me interesara por internet y empecé a hacer cosas por mi cuenta, sin ningún afán de lucro: aprendí Front Page 98, HTML, CSS, etc, e iba haciendo webs para amigos, conocidos y cosas así, hasta que me ofrecieron entrar en una empresa holandesa para trabajar profesionalmente en marketing digital, que entonces no se llamaba así, y así comencé, y hasta hoy.

 

2. ¿Cómo definirías Flat 101 y qué te llevó a fundarla?

Flat 101 es una empresa especializada en el diseño y desarrollo de soluciones digitales para mejorar la conversión o el rendimiento comercial de cualquier producto digital. La fundamos mis socios y yo en 2013 después de tener varias experiencias como fundadores y socios de otras compañías y startups, y teníamos muy claro cuales queríamos que fueran nuestros valores y el núcleo de la compañía. Nuestro foco es la calidad, el compromiso y el trato profesional: entender los problemas, escuchar, analizar y proponer soluciones y ejecutarlas. Somos una empresa con un fuerte componente ético, porque nos importa, y mucho, cómo se hacen las cosas, y nuestra orientación es 100% enfocada a resolver los problemas de nuestros clientes y a generar un retorno real. Eso se traduce en trabajar en 4 áreas: UX, Desarrollo, Analítica digital y captación de tráfico, pero bajo un método de trabajo propio y adaptándonos al 100% a cada negocio, porque no hay dos proyectos iguales.

 

3. Dentro de tu experiencia en CRO, SEO, A/B testing, usabilidad y UX, gestión de proyectos y otros campos del mundo digital, ¿qué crees que aporta más valor a los clientes de Flat 101 y por qué?

Por el feedback de nuestros clientes creo que lo que más valora aporta es nuestra capacidad de escucha y de comprender sus problemas y nuestro extensísimo know how en muchas áreas, lo que nos permite proponer soluciones reales, que ya hemos podido probar en otros clientes o sectores. Y además el trato cliente, y nuestro compromiso e implicación con los proyectos. Y el cariño y la atención al detalle. Si quieres conseguir resultados debes prestar atención, y mucha, a los detalles.

 

4. Eres profesor en varias universidades y escuelas, de lo que enseñas ¿qué crees que aporta más valor a tus alumnos?

Creo que lo importante es hablar desde la experiencia, con ejemplos reales de trabajo real. Yo nunca hablo de proyectos o empresas en las que no haya trabajado o conozca muy muy bien, y lo que cuento en las universidades o escuelas es el fruto de nuestro trabajo en Flat 101. No soy un teórico, por así decirlo, y siempre en las valoraciones de los alumnos esa experiencia es para ellos lo más valioso, porque aprenden de proyectos reales y actuales y como resolver problemas.

 

5. ¿Cuáles crees que son los grandes retos a los que se enfrentan los equipos de Marketing hoy en día? Tanto en el mercado como internamente en la empresa.

Hay muchos retos encima de la mesa si hablamos de marketing en general. Para mi uno que es clave es que las compañías aprendan a emplear las ingentes cantidades de datos que recolectan pero que casi nadie analiza o aprovecha. Hay que enfocarse más en el análisis, en llegar a conclusiones para hacer cosas, antes que en el reporting, en la pura extracción de datos. Otro reto es comenzar a pensar en el producto digital como algo que debe adaptarse a cada tipología de usuario, y no pensar que un único producto, una web o app, es válido para todos los clientes, porque eso limita mucho su rendimiento como negocio. Un tercer reto es aprender más sobre tecnología y las posibilidades que nos brinda. En general hay un gran desconocimiento sobre tecnología, y eso hace que muchas elecciones que se toman en las compañías sean poco afortunadas. Y para acabar, es muy importante que los profesionales digitales seamos didácticos y accesibles para el resto de la empresa, y que se entienda el valor de nuestro trabajo. En ocasiones nos llenamos la boca de términos anglosajones o de conceptos muy “cool” y eso no se entiende en muchas organizaciones, hay que entender que parte de nuestro trabajo es ir introduciendo poco a poco a nuestras propias organizaciones en una forma de pensar digital.

 

6. Y para terminar, ¿cuáles crees que son las tendencias que marcarán los próximos años en CRO?

Es difícil saberlo porque estamos dentro de un ecosistema muy cambiante y donde es francamente difícil predecir que va a pasar. Por lo que veo en mi día a día, el CRO cada vez va a tender más a la personalización como una herramienta para mejorar la productividad. Ya hay empresas y proyectos (nosotros hemos trabajado en varios) en los que el producto digital se adapta, literalmente, a lo que un usuario demanda o a lo que podemos saber de él por los datos que guardamos, de forma que presentamos a cada cliente el mejor diseño o producto posible para él. Estamos en el camino de poder construir experiencias digitales personalizadas de verdad. Por otro lado, la explotación de datos basada en scoring, machine learning y cálculo de probabilidades nos abre muchas nuevas vías de trabajo. En aquellas compañías con un volumen de datos suficiente ya puede incluso predecirse lo que va a venderse a medio plazo o donde está el interés del cliente. Y para terminar, la clave seguirá siendo algo muy tradicional: comprender realmente cual es nuestra propuesta de valor y cual es mejor manera de trasladarla a nuestro cliente, comprender sus necesidades. Las compañías que conocen y trabajan bien estos puntos tienen mucho ganado a nivel de CRO.